Sígueme en Twitter @txokodelsadar

Tras 20 años trabajando diariamente la información rojilla, ahora soy socio y escribo con la camiseta puesta y la bufanda al cuello

domingo, 1 de mayo de 2016

El objetivo más importante está en proceso de consecución

Después de muchos años trabajando en la información relativa a Osasuna, ahora veo los toros desde la grada. Con la camiseta puesta. Me apetece escribir de nuevo sobre lo que pasa en el club y en el equipo, así que me pongo a ello.
Escribo este post tras la victoria en Alcorcón, tras el subidón de comprobar que el ascenso es una opción absolutamente real. Pero también sabiendo que nadie subió en enero, tampoco en febrero, ningún equipo en marzo, no fue el caso de abril y tampoco podemos pensar que sea así el 1 de mayo. Sin embargo, con la euforia disparada hasta niveles del mismo ático, yo creo que el objetivo fundamental, el de verdad, es sí está encaminado para lograrse.
Limpiar la escombrera, revitalizar la ilusión de la grada, tener una estructura firme de jugadores de casa, ver como hay iniciativas que quieren hacer mejor el club desde fuera, comprobar que hay quien se mueve para organizar viajes a partidos fuera de casa... Ese es el objetivo real, se están haciendo y consiguiendo cosas.
Ya puede pasar lo que pase en el campo (ojalá se suba, claro), pero el trayecto que se ha iniciado es el que hará que el roble montañés crezca sano y sin riesgos de morir. El interés de los socios por saber qué pasa en el club, el interés por aportar cosas al club, es lo que va a hacer que Osasuna sea lo que muchos quieran y no sólo lo que quieran unos pocos.
La ilusión es muy preciada porque no está en la mano de cualquiera generarla y es complicado saber cuándo va a llegar. Bueno, pues en Osasuna, ahora, se tiene, por lo que hay que aprovecharla. Lo deportivo está ayudando a generarla, pero el club y el entorno ha de aprovecharlas para que este tren se tome en el ámbito institucional. Eso sí, igual que sobre el campo, un buen resultado sirve de poco. Cada entrenamiento es importante y cada partido más. En el entorno y en los despachos, cada decisión de apertura del club a los socios, cada medida para llenar el Sadar de socios, cada nuevo canterano en el primer equipo va haciendo crecer de verdad a Osasuna. Pero no se puede parar. Formar un club diferente es cuestión de tiempo.
Un ascenso sería increíble, pero construir un nuevo Osasuna, sería mucho mejor.

Imagen: www.osasuna.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario